martes, 26 de julio de 2016

DIPLOMACIA Y DIPLOMÁTICOS ( Y II)


Despejadas las incógnitas del referéndum británico y de las elecciones españolas, queda por ver ahora cuáles serán sus consecuencias a medio y largo plazo sobre empresarios y particulares. Entre tanto, en esta carrera que, como dice Giovanni Sartori, no sabemos si va "hacia ningún lugar", lo más inmediato es concluir el artículo iniciado semanas atrás sobre Diplomacia y Diplomáticos y en el cual decía que la Carrera Diplomática es probablemente una de las profesiones más desconocidas para la opinión pública, ya sea por las carencias de la política de comunicación de la propia Carrera, ya sea por la falta de conocimiento de los medios de información a la hora de hablar de ella. Una de esas faltas de conocimiento, que se repite una y otra vez de forma recurrente, es la fusión de la  Diplomacia con la Política Exterior, llegando a considerarlas una misma cosa y haciendo asumir a aquélla, como consecuencia de ello, las insuficiencias de ésta, a pesar de ser dos conceptos distintos: la Diplomacia, que no es un fin sino un medio, se ocupa de la ejecución de la Política Exterior, mientras que esta traza las directrices de la acción internacional del Estado.

Una confusión no menor que la que acabo de comentar es la producida por la extrapolación del concepto de Diplomacia a otras figuras, como "diplomacia no oficial", "diplomacia privada", "diplomacia corporativa", "diplomacia ciudadana" o "semidiplomacia", que aún cuando sustancialmente podrían considerarse diplomáticas, formalmente no lo son. Esto no obstante, no cabe dejar de reconocer la utilidad de las funciones que desempeñan al margen de la Diplomacia convencional, como complemento o extensión de ésta en acciones relativas a la promoción comercial, la atracción de inversiones o la cooperación internacional, acciones a las que aquélla, la Diplomacia convencional, digo, dirige también cada vez más su atención en búsqueda de un mayor fomento de las relaciones económicas entre los Estados. En este contexto, el apoyo de esta Diplomacia tradicional a las empresas  para ayudarlas a competir en mercados exteriores, facilitando el acceso a los mismos a través de canales oficiales o privados y allanando en la medida de lo posible su participación en concursos y licitaciones es a todas luces esencial. A veces no exento de críticas, es cierto.

Una última confusión sobre la Diplomacia y los Diplomáticos es la proyectada por el cine y la televisión al ofrecer una imagen distorsionada de aquélla y de éstos, que nada o muy poco tiene que ver con la realidad, convirtiendo a la función diplomática y a los funcionarios que la ejercitan en una caricatura de sí mismos. Amador Martínez Morcillo, en sus libros “Cine y Diplomacia” y “Los Diplomáticos y el Cine”, ha tratado de salir al paso de este estado de cosas, criticando la visión negativa dada a este respecto en diversas películas, como “El discreto encanto de la burguesía”, de Buñuel, o “Desaparecido”, de Costa-Gavras, entre otras; o, añado, en algunas series de televisión, como “The Brink”, de HBO, o “La Embajada”, de Atresmedia, que, como las películas citadas, inciden en clichés absolutamente trasnochados. Afortunadamente, en medio de esta distorsión, otras películas, como “Argo”, de Ben Affleck, o “Diplomacia”, de Völker Schlöndorff, reivindican el papel de los diplomáticos y colocan su función en la justa perspectiva.



(Artículo publicado en el Suplemento Euro del Diario Atlántico, domingo 24 de Julio de 2016)

viernes, 15 de julio de 2016

NOVEDADES ASEAN




1.- MALASIA: INVERSIONES SECTOR INMOBILIARIO ESPAÑOL

La filial de la sociedad malasia Amcorp Properties Bhd (AmProp), Amcorp Horizon Sdn Bhd (AHSB), ha constituido, junto con Grosvenor Europe Investments Ltd (GEIL) y Grosvenor Fund Management Spain (GFMS), la sociedad española Urban Value Add I , S.L.


De conformidad con los términos del acuerdo, AHSB invertirá 35 millones de euros y GEIL otro tanto, comprometiendo así una y otra un capital de 70 millones de euros destinados a inversiones en el sector inmobiliario español, un sector que, según reconocen ambas, "ofrece un alto potencial". 



2.- SINGAPUR: MEMORANDUM TREN ALTA VELOCIDAD 


Singapur y Malasia firmarán el próximo 19 de julio, en la localidad malasia Sein Perdana, Putrajaya, un Memorandum of Understanding (MOU) sobre el tren de alta velocidad que unirá Bandar Malaysia, a siete kilómetros de Kuala Lumpur, con Juron East, en Singapur. 


Japón, Corea del Sur y China están entre los países que han mostrado interés por participar en este proyecto de 350 kilómetros, que reducirá el tiempo de viaje de las cinco horas actuales a aproximadamente hora y media. 








lunes, 4 de julio de 2016

FERIAS Y EXPOSICIONES JULIO




FERIA
FECHAS
LUGAR

BARCELONA HARLEY DAYS



1 – 31 Julio 2016

Barcelona

DREAMHACK VALENCIA

14 – 17 Julio 2016



Valencia


GAMEPOLIS

21 – 24 Julio 2016

Málaga


EUSKAL ENCOUNTER

22 – 25 Julio 2016



Bilbao

jueves, 30 de junio de 2016

NOVEDADES LEGISLATIVAS (XLVIII) COMEXGA



A) COMUNITARIAS

REGLAMENTO

Reglamento (UE) 2016/1035 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 8 de junio de 2016, sobre protección contra las prácticas perjudiciales en materia de precios en la construcción naval.



(Diario Oficial de la UE L 176, de 30 de Junio de 2016)

B) ESTATALES

MINISTERIO DE FOMENTO

Seguridad marítima
Resolución de 15 de junio de 2016, de la Dirección General de la Marina Mercante, relativa a la verificación de la masa bruta de los contenedores.


Enseñanzas náuticas
Resolución de 6 de junio de 2016, de la Dirección General de la Marina Mercante, por la que se corrigen errores en la de 20 de mayo de 2016, por la que se homologa el Centro Nacional de Formación Marítima de Bamio para impartir cursos.



Practicaje portuarios

Resolución de 6 de junio de 2016, de la Dirección General de la Marina Mercante, por la que se corrigen errores en la de 12 de mayo de 2016, por la que se convocan pruebas especiales para el reconocimiento de la capacitación profesional para prestar servicios portuarios de practicaje en los puertos de Bilbao, Terminal Marítima Alúmina Española en San Criprián, Villagarcía y Ría de Arousa, Huelva, Sagunto, Valencia y Santa Cruz de Tenerife.


(BOE Nº 157, DE 30 DE JUNIO DE 2016)


C)  AUTONÓMICAS

CONSELLERIA DE ECONOMÍA, EMPLEO E INDUSTRIA

Orden de 10 de junio de 2016 por la que se aprueba el Plan de Inspección en materia de seguridad industrial y metrología en la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2016.



CONSELLERÍA DO MAR

Resolución de 17 de junio de 2016, de la Dirección General de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnológica, por la que se aprueba el censo provisional de embarcaciones autorizadas a faenar en la reserva marina de interés pesquero Os Miñarzos.



INSTITUTO GALLEGO DE PROMOCIÓN ECONÓMICA

Resolución de 23 de junio de 2016 por la que se amplía el plazo de ejecución de los proyectos y para solicitar el cobro establecido en la Resolución de 28 de diciembre de 2015 por la que se da publicidad al acuerdo del Consejo de Dirección que aprueba las bases reguladoras de las ayudas para nuevos emprendedores, cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el marco del programa operativo Feder Galicia 2014 – 2020.




(DOG Nº 123, de 30 de Junio de 2016)

lunes, 27 de junio de 2016

CUANDO LA POLÍTICA ES UN JUEGO DE SUMA CERO

Al término de la Segunda Guerra Mundial, Arnold J. Toynbee escribió "La Civilización puesta a prueba", un ensayo que, aunque ha quedado un poco anticuado en algunas de las observaciones hechas por su autor, en lo esencial sigue siendo tan profético ahora como entonces, en particular por lo que se refiere a lo que él definió como "empequeñecimiento" de Europa, fruto de la convergencia de energías e iniciativas no europeas. Pues bien, algo semejante nos está sucediendo a nosotros  en estos últimos años, al haber puesto a prueba la Transición que con tanta dificultad se llegó a consensuar, y que ahora resulta igualmente "empequeñecida", como consecuencia del silencio de unos, del rechazo de otros y, sobre todo, de una política convertida una vez más en un juego de suma cero en el que brilla por su ausencia el liderazgo que el país necesita con premura (hay más "privilegentsia" que "intelligentsia") y en la que aquélla, la política, digo, caricaturizada, encuentra su mayor expresión en el sectarismo ideológico, la confrontación incívica y el analfabetismo funcional.

Este juego de suma cero se ha visto agravado todavía más, si cabe, por la emergencia de ciertas fuerzas  a las que no les ha faltado tiempo para patrimonializar las instituciones públicas; erosionar de forma lenta, pero gradual, la democracia y el orden constitucional; alentar lo que Stanley J. Payne llama la "revolución de las aspiraciones crecientes", amparando la "okupación" de viviendas, oficinas y locales de negocio, o  vías públicas, sobre la base de un supuesto derecho de los "okupas" a " nuevos espacios de convivencia"; paralizar todo tipo de inversiones mediante una retórica anticapitalista primaria que deja la economía en tierra de nadie: se rechaza el capitalismo, pero no se instaura el colectivismo; extender la red clientelar mediante la contratación pública de afiliados, simpatizantes o familiares; instaurar "versiones originales" como única fuente de información, denigrando en paralelo cualquier otra "versión" que no coincida con la suya; y, por último, sin que esto suponga agotar esta lista, justificar, siempre que les afecte a ellos, cualquier tipo de procesamiento, imputación o condena.

Si la Transición es puesta a prueba por estas fuerzas que emergen, no lo es menos por las que están en el poder: aquéllas, como hemos visto, por acción; y estas otras, como veremos, por omisión. Porque ¿cómo es posible permanecer pasivo ante el incumplimiento permanente de  leyes o  sentencias? ¿cómo es posible paralizar o atenuar cualquier intento de reforma que mejore la eficiencia, la transparencia y la competitividad? ¿cómo es posible ignorar la constante violación de la división de poderes? ¿cómo es posible asistir impertérrito a una constante modificación de las normas vigentes, con la consiguiente quiebra de la seguridad y estabilidad jurídicas? ¿cómo es posible pasar por alto la reiterada amenaza a la unidad territorial? El activismo  de las primeras y la pasividad de las segundas, especialmente esta última, nos recuerda la de otras fuerzas de una historia no tan lejana en las que nadie, pese a la gravedad de los problemas del momento, tuvo la generosidad necesaria para dejar de lado personalismos y obsesiones  por estatus y liderazgos políticos. ¿Volverá a ocurrir?. ¿El elector informado y formado, si es que existe, dejará que vuelva a ocurrir?.

Antonio Viñal


Antonio Viñal & Co. Abogados

(Artículo publicado en el Suplemento Euro del Diario Atlántico, domingo 26 de Junio de 2016)

martes, 14 de junio de 2016

DIPLOMACIA Y DIPLOMÁTICOS (I)

Entre los Altos Cuerpos de la Administración General del Estado, la Carrera Diplomática es, probablemente, uno de los más desconocidos, al menos si nos atenemos al  Informe de Calidad y Sostenibilidad de los Servicios Públicos, recientemente publicado por la Agencia Estatal de Evaluación de la Calidad de la Administración Pública (AEVAC). Según este Informe, el nivel de confianza que inspiran los diplomáticos al ciudadano medio es, junto con el de los inspectores de hacienda, uno de los más bajos, pues no sobrepasa el 33%, muy alejado, por ejemplo, del de los profesores de centros públicos de enseñanza, que ronda el 86%, lo que no deja de plantear numerosos interrogantes: ¿a qué hay que atribuir un nivel de confianza tan bajo? ¿a un problema de comunicación de la propia Carrera Diplomática, por no saber transmitir de forma adecuada el alcance y contenido de su función? ¿o a un problema de (des)información de los medios de comunicación, por reducir esta función a cuestiones puramente irrelevantes, cuando no meramente anecdóticas, o por difundir de forma sistemática una imagen errónea de la diplomacia al confundir ésta con la política exterior.

En los últimos meses, algunos diplomáticos, al término de su vida profesional, han empezado a publicar memorias, ensayos o manuales, contribuyendo con ello a acercar la actividad diplomática a los lectores interesados en conocerla. Así, Jorge Dezcallar con "Valió la pena"; Javier Rupérez, con "La mirada sin ira"; Francisco Villar, con "La Transición exterior de España. Del aislamiento a la influencia (1976-1996)"; y José Antonio Yturriaga, con "Los Órganos del Estado para las Relaciones Exteriores". En el primer caso, el autor repasa su trayectoria, a caballo entre la Diplomacia y la Política, sin dejar de poner de relieve algunos problemas de nuestra política exterior (las relaciones con Estados Unidos tras la retirada de nuestras tropas de Iraq) e interna (la gestión de los atentados del 11M). En el segundo, de Javier Rupérez, hay puntos en los que el recorrido de éste coincide con el de Jorge Dezcallar, como su participación  en diversos procesos de definición de nuestra política exterior -el Acta Final de Helsinki, en un caso; la Conferencia de Paz de Madrid, en otro-, o su nombramiento como Embajadores en Estados Unidos, pero estas coincidencias terminan ahí, pues el perfil y compromiso político de ambos difieren notablemente.

Si los dos primeros son libros de  memorias, el tercero, de Francisco Villar,  es una especie de "tertium genus", a mitad de camino entre el informe, el ensayo y las memorias, pues de todo ello hay en él, y es precisamente esta mezcla de géneros lo que impide clasificarlo en uno concreto, pero desde luego en modo alguno negarle los méritos que tiene, en particular por tratar de explicar, desde una óptica política muy definida, eso sí, la etapa de Transición exterior -de 1976 a 1988- , y tras ella la que el autor llama de Influencia internacional -de 1989 a 1996 -. Dicho ésto, si algo se le puede achacar es, por un lado, el planteamiento excesivamente reduccionista de parte de esa Transición exterior, en especial la que va de 1976  a 1982; y, por otro, la crítica de la etapa 1996-2004 en las Conclusiones, sin haber sido objeto de un análisis previo. Por último, cierra este breve comentario el libro de José Antonio Yturriaga, que es, como el propio autor apostilla a modo de subtítulo, un "Compendio de Derecho Diplomático y Consular", y que presenta la ventaja de ofrecer desde una perspectiva eminentemente práctica un análisis de las instituciones diplomáticas y consulares, completando así la versión más académica - y canónica- del Curso de Derecho Diplomático  y Consular de Eduardo Vilariño.

(Artículo publicado en el Suplemento Euro del Diario Atlántico, domingo 12 de Junio de 2016)

martes, 7 de junio de 2016

"MARINA MERCANTE: BALANCE DE UNA LEGISLATURA. OBJETIVOS CUMPLIDOS Y RETOS PENDIENTES"


Con motivo del cierre del curso 2015 – 2016, el Foro Galicia Marítima (FOGAMA) contará en su última jornada como ponente invitado con D. Rafael Rodríguez Valero, Director General de la Marina Mercante, que abordará el tema “Marina Mercante: balance de una legislatura. Objetivos cumplidos y retos pendientes”. La jornada será moderada por D. Antonio Viñal, Director de Antonio Viñal & Co. Abogados y miembro de Fogama.

La misma tendrá lugar el lunes 4 de julio, a las 19:00 horas, en el Gran Hotel Nagari (Plaza de Compostela, 21, Vigo). La inscripción es gratuira y podrá formalizarse enviando un e-mail con su nombre y su contacto a info@fogama.es